Galletas de azúcar y mantequilla con chuño

septiembre 14, 2015

GALLETAS DE AZÚCAR Y MANTEQUILLA CON CHUÑO #AIRESDEPERÚ
(English recipe at the end of the page)

     "Si creías que habías descubierto ya todos los secretos de las galletas de mantequilla, te equivocabas". Estos fueron mis pensamientos al probar estas maravillosas galletas de azúcar y mantequilla con chuño, una harina especial que he descubierto en Perú. Cuando las comes, se deshacen en la boca. Son tremendamente suaves y dan la impresión de que le has dado un bocado a una nube y la estás saboreando.





     Estaba yo buscando en el super harina de yuca, que me había dicho mi amiga Paola (super seguidora de mi Facebook) que salían unas galletas buenísimas, típicas de su país (Colombia), los panderos, cuando me topé con la harina de chuño y como yo soy así de arriesgada, que compro y luego busco, pues la compré y me puse a buscar recetas que hacer con chuño. Encontré en el blog En mi cocina hoy, estas maravillosas galletitas, tan blancas y con ese aspecto tan suave que no pude por más que hacerlas y enseñároslas.  Además, son tan sencillas que no necesitan ningún aparato para su elaboración; yo las hice con un batidor de varillas y mis manos, y han quedado espléndidas.




     Como comprenderéis, me he traído harina de chuño en la maleta para hacerlas aquí, porque no creo que la encuentre en nuestras tiendas usuales. Esta harina es muy popular en todos los países que tocan los Andes (Perú, país originario, Bolivia, Argentina, Ecuador y Chile, de donde son estas galletitas tradicionales).
   
     Desde tiempos ancestrales, los pobladores de los Andes, han tenido que adaptar lo que la tierra les daba para subsistir. El chuño andino, también llamado papa milenaria, es el resultado de la deshidratación de la "papa amarga", una papa silvestre, que sin este tratamiento no podría ser comida debido a su contenido de tóxicos glicoalcaloides. Para explicar la elaboración en breves palabras, la papa se somete a procesos de congelación y de asoleamiento de forma consecutiva para que luego, después de un prensado con los pies, quede lista. Hay muchos subproductos que se generan durante todo este proceso (lojota, kahchu chuñu, muraya,..) para al final obtener dos clases de chuño: uno, el chuño negro que es el que no se somete al baño de agua y al que le ha dado el sol, con su consiguiente oxidación y de ahí su color marronáceo. El segundo es la tunta o chuño blanco, cuya recogida se hace de madrugada para que no le den los rayos del sol (por eso es blanco), y se introduce en agua, preferiblemente de laguna y ligeramente salada. Luego seguirá su proceso de congelación, aplastamiento y demás, hasta su total desecación. Por supuesto, el chuño blanco es el que tiene más valor.


Foto: Wikipedia


     En cuanto a su valor nutricional, el chuño es considerado un alimento muy energético y con gran aporte de minerales como el calcio y el hierro. Durante la Segunda Guerra Mundial, los nutriólogos de los ejércitos aliados descubrieron el gran valor del chuño y fue el principio de los archiconocidos purés instantáneos.

Fuentes: Wikipedia ; Consejo nutrición.wordpress.com

     Para los que estén más interesados en el chuño, les dejo este enlace donde está perfectamente explicado sus diferentes variedades y su procesado. (Pinchad aquí)





GALLETAS DE CHUÑO 

Ingredientes:
100 gr. de harina de chuño
1/2 taza de harina normal 
1 cucharadita de levadura en polvo (polvos de hornear)
125 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1/2 taza de azúcar glas
1 huevo M
1 cucharadita de extracto de vainilla
Almendras u otros frutos secos para decorar

Preparación:
  • Calentamos el horno a 180°C, calor abajo*, sin ventilador, con la bandeja a media altura.
  • En un bol, ponemos la mantequilla y el azúcar y lo mezclamos todo bien con ayuda del batidor de varillas (si tenéis aparato, pues mejor, pero no hace falta).
  • Añadimos el huevo y volvemos a batir hasta que esté bien mezclado. Le echamos entonces el extracto de vainilla y lo volvemos a mezclar todo muy bien.
  • En un bol, tamizamos las harinas con la levadura y seguidamente las añadimos poco a poco a la mezcla de mantequilla.
  • Se formará una masa muy suave y blandita. (yo el último amasado tuve que hacerlo a mano porque ya no podía hacerlo con las varillas.
  • En una bandeja de horno forrada con papel de horno, vamos poniendo cucharaditas de la mezcla. Las redondeamos un poquito con la misma cuchara y le colocamos una almendra en el centro, presionando ligeramente.
  • Horneamos durante unos 10 minutos o hasta que los bordes estén empezando a dorarse. (No os preocupéis si se quedan muy blancas. Son así, no es que no estén hechas).
  • Las dejamos reposar en la bandeja durante unos 3 minutos y luego las ponemos a enfriar en una rejilla.
*Este horno que tengo en Perú sólo calienta por abajo. No sé cómo saldrán otras cosas pero estas galletas así salieron perfectamente.


     Espero que les hayan gustado estas deliciosas galletitas. Les espero por aquí pronto. Y si quieren seguir mi trabajo día a día, no se olviden pasar por mi página de Facebook. Les recibiré con gran gusto. (Pincha enlace aquí).








SOFT SUGAR COOKIES WITH POTATO STARCH

Ingredients:

100 gr. potato starch (chuño)
1/2 cup all purpose flour
 125 gr. unsalted butter at room temperature
1 teaspoon baking powder
1/2 cup icing sugar
1 medium egg
1 teaspoon vanilla extract
Almonds (or any nuts you like)

Directions:
  • Heat the oven to 180°C - 350°F, bottom heat, no fan.
  • In a medium bowl, place the butter and the icing sugar and whisk until soft.
  • Add one egg and go on mixing until the mixture is homogeneous.
  • Then, add the vanilla extract and mix again.
  • In a bowl, sift the different flours and the baking powder.
  • Add two spoonfuls of the flour mixture to the batter and mix well. Go on in this way until the flour is finished.
  • In a baking tray, covered with a parchment paper sheet, place one teaspoon of the batter, give it a somehow round shape, and place one almond in the centre. Repeat until the batter is finished.
  • Bake for 10 minutes or until the edges of the cookies turn golden brown.
  • Let the cookies stay on the baking tray for 3 minutes and then, take them out onto a wire rack until cool.
  • Enjoy!!!

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas