POLOS HELADOS DE ZUMO Y FRUTAS

mayo 14, 2015

POLOS HELADOS DE ZUMO Y FRUTAS

Se acerca el verano y no hay nada mejor que un buen polo helado, fresquito, con sabor y muy, muy sano. Me acuerdo de aquellos polos que vendían en los kioscos y que te ponías a chupar y a chupar y al final se quedaban blancos como la nieve, sin sabor ninguno porque te habías tomado todo el colorante y aromatizante que les echaban. No estaban malos, pero a saber de qué estaban hechos. 



                                                     




Los que aquí os traigo están hechos de fruta, fruta. De fruta de verdad y de zumo de fruta. Además de ponerle sabor y color a estos polos, le hemos puesto ingredientes sanos y saludables. Una maravilla que podrás disfrutar en los días de más calor. Además, son tan sencillos de hacer que no te lo tendrás que pensar dos veces para ponerte manos a la obra. Y como no, nuestros peques disfrutarán de la fruta casi sin darse cuenta. ¡Vamos a por la receta!




                                 
                                       




POLOS HELADOS DE ZUMO Y FRUTAS



Ingredientes:



Vuestro zumo preferido (manzana, piña, naranja...)*
1 kiwi
50 gr. arándanos
50 gr. frambuesas
50 gr. fresas




*Es preferible que el zumo no sea muy espeso para que el helado quede más bonito y si tiene color clarito mucho mejor. Si la estética no os importa, hacerlo del que más os guste. Yo lo hice de ruibarbo. Delicioso.



En cuanto a las frutas, también podéis elegir las que más os gusten.




                             
           
                    





Preparación:



Preparamos un molde para polos.
Pelamos y partimos en rodajas el kiwi.
Lavamos, quitamos el pedúnculo y cortamos en rodajas las fresas.
Lavamos y secamos las frambuesas y los arándanos.
Después de preparar todas las frutas, comenzamos el montaje.




                                                              




Ponemos primero unos arándanos, echamos un poco de zumo y luego pegamos las rodajas de fresa a las paredes del molde de los polos. Hacemos lo mismo con los kiwis y echamos otro poco de zumo.
Metemos las frambuesas, rellenamos con el zumo y ponemos el palo de madera.
Metemos en la nevera hasta que esté congelado (unas dos horas).




                                                      




     Bueno, espero que os haya gustado esta receta y que la pongáis en práctica. No hay nada más sano que comer fruta y si es de una forma divertida como esta, mucho mejor. 

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas