6 recetas de panes caseros y sencillos (2ª parte)

mayo 04, 2015


6 Recetas de panes caseros y sencillos (2ª parte)


Pocos alimentos hay que se compartan en todo el mundo y en todas las culturas como el pan. Junto con el aceite y el vino, el pan se considera uno de primeros alimentos procesados del hombre. Cada pueblo ha elaborado siempre su pan a base de los cereales que existían en su zona, (trigo, maíz, centeno, ...), de ahí la gran diversidad de panes en el mundo. Hoy os traigo unas recetas de pan casero, muy sencillas y con las que vais a disfrutar haciéndolas y luego comiéndolas. Para que huyáis del "pan chicle" o "precocinado" y os pongáis "manos a la masa".
                                                           


Recordad que los enlaces a las recetas están en los títulos de las mismas.







                                      

Comenzamos con un pan dulce, el pan de leche es conocido por todos y sobre todo por los más peques de la casa, que se vuelven locos por este bollito tan tierno y esponjoso. Nuestra amiga Anna del blog Anna Recetas fáciles, nos los ha llenado de pepitas de chocolate, para que disfrutes aún más de él. Para prepararlo sólo necesitaremos harina de fuerza, mantequilla, azúcar, huevos, levadura de panadero, leche, limón, sal y pepitas de chocolate. Primero haremos una masa madre con la levadura, leche y harina. Cuando haya levado, la mezclaremos con parte de la harina, la leche, la mantequilla, el azúcar, ralladura de limón y los huevos en un bol. Amasaremos y pasaremos a la encimara para seguir amasando con el resto de harina. Añadimos las pepitas, cortamos y formamos las bolitas, que pondremos en una bandeja y dejaremos levar. Horneamos y listo. Una delicia que se conserva unos días guardadas en una bolsa. Pasad a ver la receta porque merece la pena y además, con video y todo. 






                                                        

Con este pan nos vamos directamente hasta Argentina. Desde Quiero Cakes nos traen un pan clásico del litoral argentino, de la provincia de Corrientes hecho con fécula de mandioca y queso. Además, podemos prepararlas con los más peques de la casa y pasaremos un tiempo genial cocinando con ellos. Para hacer este pan, además de la fécula de mandioca necesitaremos queso, huevos, leche, sal, mantequilla y levadura. Su preparación es sencilla: en un bol, mezclamos la mantequilla con los huevos y el queso cortado en taquitos. Agregamos luego la fécula de mandioca y el resto de los ingredientes y mezclamos. Dejamos reposar la masa y luego formamos bolitas que hornearemos durante unos minutos. ¿Sencillo? ¡Pues claro! Pues veamos su paso a paso.



                                                 



Es el turno de nuestra amiga María José del blog Tapitas y Postres. Ella nos ha traído un pan requetebueno, que podremos rellenar con lo que queramos y llevárnoslo de picnic, a merendar o ponerlos en nuestras fiestas de cumpleaños. Para hacerlo necesitaremos leche, mantequilla, levadura, azúcar, harina y sal y para el relleno jamón de york y queso enmental (o lo que queráis). Para hacerlo, mezclamos la leche, la mantequilla y el azúcar y calentamos. Desmenuzamos la levadura y la mezclamos con lo anterior. Incorporamos la harina y la sal y amasamos. Dividimos la masa y haremos bolitas. Las aplastaremos y las rellenaremos con el jamón y el queso picados. Cerramos la bolita y la colocamos en un molde para que leve. Pintamos con huevo, añadimos sésamo y horneamos unos minutos. ¡Qué rico!
¡Vamos a verlo!





                                                 


Nuestro amigo Javier de Cocina Familiar nos ha dejado un pan que tiene que estar de rechupete. Un pan de naranja con un toque dulce y aromático que nos sabrá delicioso para desayunar en tostadas con una buena mermelada o sé muy bien que podríamos comérnoslo solo. Para hacerlo sólo necesitamos harina, levadura, agua, huevos, azúcar, mantequilla, sal y naranja. En el típico volcán de harina y sal, echaremos la mantequilla, la ralladura y el zumo de naranja, el azúcar y los huevos. Vamos mezclándolo todo hasta incorporar todos los ingredientes y amasar hasta que no se pegue. Hacemos una bola y dejamos levar hasta que doble su tamaño. Volvemos a amasar y hacemos dos bolas, que dejamos que leven de nuevo. Pintamos la masa con agua y horneamos durante media hora. Simplemente delicioso. El paso a paso es magnífico, en el blog.




                                                   


Un gran descubrimiento para mí estos bollitos tigres holandeses que nos trae Sabrina de Sabrina's Sea of Colors. Su origen, Holanda, años 70. Una pasta a base de harina de arroz le da ese aspecto de "tigre", que a mí me da más la impresión que es una jirafa o un leopardo. Un panecillo crujiente por fuera y tierno por dentro. Sus ingredientes: harina, levadura, sal, agua y mantequilla. Para la pasta de arroz usaremos harina de arroz, agua, levadura granulada, azúcar aceite y sal. Su elaboración, como casi todos los panes, es bien sencilla como veréis en el video de Sabrina y en su paso a paso. Se mezclan la harina, la levadura y la sal con el agua. Se añade la mantequilla y se comienza a amasar hasta que la masa no sea muy pegajosa. Se deja levar y mientras se hace la pasta de arroz para la cual mezclaremos los ingredientes sólidos por un lado, los líquidos por otro y luego entre sí, dejándolo reposar. Después, hacemos porciones de la masa y le damos la forma que queramos y los volvemos a dejar levar. Pincelamos con la pasta de arroz y horneamos. ¿Os atrevéis a hacer ese pan con marchitas? Pues vamos a ver el video pero ya.



Y por útlimo, os dejo mi delicioso pan de olla. ¡Qué delicia levantarte por la mañana y ponerte una tostada de este pan, con mantequilla y mermelada! Si queréis disfrutar de esta receta tomad buena nota del blog y a por ella.




                                                                

Desde nuestro blog Patty's Cake os traigo un pan de olla. Sí, sí, habéis oído bien. Es un pan que se cuece en una olla dentro del horno. Este pan tiene un tiempo largo de preparación pero está riquísimo y como podemos dejarlo por la noche reposando, pues luego se hace en un momento y se disfruta de él en el acto. Te levantas tempranito, calientas el horno y lo tienes hecho para desayunar. Sus ingredientes son bien sencillos: harina, agua, sal y levadura. ¿No me digas que no son simples? Y su preparación también es simple. Mezclamos los ingredientes sólidos y le vamos añadiendo el agua. Obtendremos una masa muy pegajosa que dejaremos metida en un bol cubierto con film durante 12-18 horas a temperatura ambiente. Calentamos del horno y metemos dentro una olla (cuidado con los accesorios de plástico, esas no valen). Sacamos la masa y la ponemos sobre un papel de horno bien enharinado. Volvemos a dejar levar. Metemos en la olla caliente y horneamos con la olla tapada y luego sin tapar para que se dore bien. ¡Ay, qué rico está! Os espero en el blog.





Espero que os haya gustado y nos veamos pronto por aquí. ¡A disfrutar!

Si os apetece ver la primera parte de panes, pinchad aquí y deleitaros con ella.

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas