SEGUNDO RETO DE QUÉ RICO MAMA! PERRITOS CALIENTES CON GABARDINA Y SALSA PICANTE

marzo 07, 2014

HOMEMADE CORN DOGS AND CHILI SAUCE

     Este segundo reto de Qué rico Mamá! ha estado un poco complicadillo. Nuestra anfitriona este mes ha sido Patricia Sánchez y su blog El recetario de mi cocina. Ella me ha hecho salir de mis habituales dulcecillos para llevarme a un mundo nuevo de recetas saladas para fiestas de cumpleaños. No es que no me guste lo salado, de hecho, por eso abrí nuestro nuevo apartado de "Algo saladito para variar", pero es que me cuesta más trabajo inventarme algo. ¡Qué le voy a hacer! Soy más de dulce. Así me luce el pelo. 


     Pero bueno, como este reto me hacía mucha ilusión porque era un reto, reto de verdad, me he puesto manos a la obra y he hecho una receta que me ha encantado. Es muy sencilla e ideal para cumples, sobre todo para cumples con niños porque es para ellos para los que he pensado en esta receta, aunque los mayores también podemos disfrutar de ella. Además, otra cosa buena que tiene es que los peques pueden ayudar a hacerla porque es muy divertida. Excepto la parte de freír, en lo demás pueden participar y pasárselo muy bien haciéndola o si no, ya lo veréis. Los míos no es que me ayudaran mucho porque estaban en el cole cuando la preparé pero se la comieron estupendamente. Fue un visto y no visto.


     Cuando les preparo algo a mis peques, siempre me gusta hacerlo todo lo más casero posible. Algunas veces es difícil por un montón de razones, factor tiempo sobre todo, por eso, para estos "perritos calientes con gabardina", como los he bautizado, he preparado también la salsa. Es una salsita picante, que en principio pretendía ser ketchup, pero ha quedado en salsa picante. Estaba muy buena, por eso os dejaré la receta también.


     Los perritos de maíz o "perritos calientes con gabardina" me gustaron un montón desde que los vi en Pinterest. La receta era del blog Life in the Lofthouse y si queréis ver la receta en inglés, os he dejado el enlace en el nombre del blog. Aparte de la pinta tan magnífica que tienen, me parecieron una opción muy buena para un cumple porque a los peques les encantan siempre las salchichas y si van pinchadas en un palo pues mejor que mejor. Eso les hace una ilusión tremenda, supongo que a mí también me lo haría si tuviera su edad. Son fáciles de coger, no se manchan y se lo comen en un periquete. ¿¡Qué más queremos!?  


     Os dejo ya la receta y espero que os guste y que me contéis si la hacéis cómo os ha ido. Yo os tengo que decir que he cambiado algunas medidas porque no quedaban a mi gusto y ahora os iré contando por qué.
      He conseguido una masa fina y esponjosa como se ve en la foto.


PERRITOS CALIENTES CON GABARDINA Y SALSA PICANTE
     
Ingredientes para los perritos con gabardina:
1 1/2 cups harina de maíz amarillo
3/4 cup harina normal (en la receta original pone 1 1/4) pero cuando fui a meter la salchicha, estaba la masa tan espesa que no se pegaba y tuve que ponerla más líquida, por eso he quitado 1/4 de harina)
1/4 cup azúcar
1 cda. levadura química
1/4 cdta. sal
1 huevo M batido
1 1/2 cup leche normal (yo tuve que echarle más hasta ponerla más líquida porque eché de harina la medida de la receta original, pero creo que quitándole lo que le he quitado quedará bien con esta cantidad de leche)
1 cda. aceite vegetal
1 cda. miel
20 salchichas perritos (yo utilicé unas salchichas de cocktail medianas y me sobró mucha masa. La receta es para 10 pero os he puesto 20 porque da para 20 de sobra)
20 pinchitos (como pensé en que fuera una receta para niños, cambié los pinchitos por palitos de cake pops que no tienen punta y quedan igual de bien)
Aceite para freír (el mío AOVE)

 Preparación de los perritos con gabardina:
  • En una sartén medio honda, ponemos el aceite a calentar a fuego medio bajo.
  • Mientras se calienta el aceite, preparamos la masa. 
  • En un bol grande, añadimos la harina de maíz amarillo, la harina normal, el azúcar, la levadura y la sal. Con unas varillas manuales o eléctricas si preferís, mezclamos bien todos los sólidos.
  • En otro bol más pequeño, mezclamos el huevo batido, la leche, el aceite y la miel.
  • Vamos añadiendo los ingredientes líquidos a los sólidos y mezclamos bien hasta que nos quede una mezcla homogénea y un poco pegajosa y gruesa, como la de las tortitas americanas o pancakes.

  • Secamos bien las salchichas con un papel de cocina y le pinchamos a cada una un palito de cake pop.
  • Vertemos la masa en un vaso alto, de tubo. Cogemos las salchichas por el palillo y vamos metiéndolas de una en una en la masa hasta que quede cubierta por completo. (Este paso me ha recordado a los cake pops y lo regular que se me dan).
  • Quitamos el exceso de masa y freímos en el aceite caliente. Cuando lo metamos en el aceite, procurad que la salchicha no toque el fondo para que queden redonditas y, hay que ir dándole vueltas al palito para que se doren por igual por todas partes.
  • Cuando estén doraditas, las sacamos y las vamos poniendo en una bandeja con papel absorbente para que escurran todo el aceite que les sobre.

Ingredientes para la salsita picante:
1 cda. aceite oliva virgen extra para freír
1/2 cebolla mediana partida en trocitos
400 gr. tomates cherry partidos a la mitad
100 gr. tomate natural en lata partidos en trocitos
100 ml. agua
1/2 ajo partidos en trocitos
1/4 cdta. copos guindilla
1/4 cdta. cilantro molido
Una pizca de clavo molido
1/4 cdta. cominos
Una ramita de albahaca fresca
1/4 cdta. sal
1/4 cdta. pimienta negra molida
50 ml. vinagre de vino tinto
15 gr. azúcar moreno
(Si tenéis semillas de apio, también podéis echarle 1/4 cdta., yo como no tenía, no le eché)
(Las cantidades de las especias podéis variarlas según os guste más o menos picante. Con estas medidas sale bastante picante para mi gusto, yo le hubiera puesto menos).
     Os dejo el enlace con la receta original, en inglés, y para 1 1/2 litros de salsa. Pinchad aquí.

Preparación para la salsita picante:
  • Verter el aceite en una sartén o cazuela antiadherente y poner a fuego medio. Añadir las cebollas y freír hasta que estén pochaditas.
  • Añadir los tomates cherry, los tomates en lata, el agua, el ajo, las guindillas, el cilantro, el clavo, el comino, la albahaca, la sal y la pimienta. (Si usáis las semillas de apio, se las echáis ahora).

  • Llevamos a ebullición, removiendo de vez en cuando. Reducimos el fuego y dejamos que se cueza lentamente hasta que la mezcla se reduzca a la mitad.
  • Con una batidora normal o con la Thermomix, batimos la mezcla hasta que quede todo bien machacado. Luego, lo pasamos por un pasapurés  para quitar los restos de pieles que queden. Algo que tengo que recordar la próxima vez es que si quiero que la salsa quede con un bonito tono rojo, no podemos triturar los ajos porque ellos harán que la salsa tenga color naranja.
  • En otra cazuela limpia, ponemos la salsa resultante y le añadimos el vinagre y el azúcar. Lo ponemos de nuevo a fuego medio hasta que la salsa adquiera la consistencia que deseemos.
  • Ponemos la salsa en botellitas o tarritos limpios y metemos en el frigorífico.
     Como veis, es una receta que es más larga de explicar que de hacer así que, manos a la obra que os va a encantar. Y si queréis ver montones de recetas para cumpleaños, pasaros por el reto de Qué rico, mamá! y veréis unn montón de ideas a cual más buena y original.



Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas