MERINGUE KISSES O BOCADITOS DE MERENGUE

mayo 31, 2013

VANILLA & STRAWBERRY MERINGUE KISSES

     Como ya os dije en mi última entrada de merengue, no me iba a quedar con las ganas de hacer otro y que me saliera bien, con picos tiesos como ... como un palo. Vi en el blog de Belle Cupcakes una recetita de Meringue Kisses o Bocaditos de merengue que me parecieron adorables y deliciosos. Así que, ni corta ni perezosa, me puse manos a la obra. Ya sé que el merengue no es difícil, pero tiene su aquello o por lo menos a mí me cuesta. Pero, esta vez iba a ganar yo el reto.


     En mi entrada de merengue suizo ya os di algunos trucos para un buen merengue, en ésta os doy algunos más:
  • Tanto el bol donde lo hagáis como las varillas que utilicéis tienen que estar extremadamente limpias y, esto quiere decir, sin pizca de grasa, ni siquiera agua.
  • Cuando le echéis el azúcar, echarla poco a poco en forma de lluvia, una vez montadas las claras ya con los picos fuertes, porque luego con el azúcar se bajará un poco.
  • Las claras de verdad montan mejor que las pasteurizadas.

     Por supuesto, esta es una adaptación de la receta que vi pero me quedo genial y por eso aquí os la dejo.


BOCADITOS DE MERENGUE DE VAINILLA Y FRESA

Ingredientes:
80 gr. Clara de huevo (que en mi caso fueron 2 huevos)
80 gr. Azúcar blanca normal
80 gr. Azúcar glass tamizada
Una pizca de sal
4 gotas aroma de vainilla
3 gotas aroma de fresa
Colorante en gel rosa Wilton

Preparación:

     Con dos claras de huevo hay para unos 30 ó 40 merenguitos. Todos los huevos no pesan lo mismo pero no preocuparse porque sólo tenéis que echar el mismo peso que tengáis de claras, de azúcar blanca normal y el mismo de azúcar glass. Así, siempre saldrá bien.
     Como yo no quería que me saliera el merengue totalmente duro por dentro, el horno lo puse a 70ºC en vez de a 80ºC como dice la receta original.


  • Precalentamos el horno a 70 ºC.
  • Ponemos en una bandeja de horno un papel vegetal y reservamos.
  • Montamos las claras de huevo junto con la sal a velocidad alta hasta que el merengue forme picos blandos.
  • Incorporamos el azúcar blanca a modo de lluvia sin dejar de batir.
  • Seguimos batiendo hasta obtener picos firmes.
  • Dejamos de batir e incorporamos el azúcar glass, el aroma de vainilla e integramos con una espátula con movimientos envolventes para que no se baje.
  • Rellenamos una manga con boquilla de estrella abierta con la mitad del merengue. Pegamos la boquilla al papel y apretamos hasta que tengamos el merengue del tamaño que queramos, luego levantamos y seguimos apretando un poco para que se dibujen las líneas y cortamos haciéndole el piquito con un movimiento rápido.
  • Al resto del merengue, le incorporamos el colorante rosa y el aroma de fresa. Volvemos a mover con movimientos envolventes hasta que esté todo el colorante bien integrado.
  • Ponemos este merengue en otra manga y volvemos a hacer lo mismo que con el anterior.
  • Dejamos 5 minutos que se sequen también al aire y después metemos en el horno.
  • Como ya os dije, depende de como queráis el merengue por dentro así tenéis que poner la temperatura del horno, y también el tiempo de horneado. Como yo lo quería blandito por dentro, lo deje 2 horas. Si lo queréis más duro podéis dejarlo hasta 3 horas.
  • Pasado el tiempo, los dejamos enfriar y los guardamos en un recipiente de cristal.
     Según parece, al día siguiente están mucho mejor porque están más crujientes. Yo no os lo puedo decir porque no me quedaron ninguno. Fueron totalmente devorados.


     Algunos los puse en una bolsita con un lacito y me sirvieron de detalle para mi tía y mi madre. Un detallito nunca viene mal, ¿verdad?
     Bueno, espero que os guste. Le doy las gracias a Marga de E'Cakes, siempre tan detallista, que me regaló una muestrecita de aroma de fresa y que me ha servido tan bien.
   

Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

Comentarios

Archivo del blog

Google+ Followers

SIGUEN DE CERCA ESTE BLOG...

visitas